“Dadles vosotros de comer”

“Se acercaron los discípulos a decirle: ¡Estamos en despoblado y es muy tarde; despide a la multitud para que vayan a las aldeas y se compren de comer’. Jesús les replicó:

«No hace falta que vayan, dadles vosotros de comer»” .
(Mt 14, 14-16)

_MG_4353El Evangelio recoge en esta cita una referencia importante para nuestros días, el milagro de la multiplicación de los panes y los peces. Desde Cáritas hemos elegido, de este hermoso relato, la frase de Cristo, dirigida a sus discípulos y referida a la multitud que pasaba hambre: “Dadles vosotros de comer”, pues sin duda se trata de una réplica aun vigente al seguir habiendo multitudes que pasan hambre.

Nosotros, como aquellos sorprendidos apóstoles, solemos reaccionar pensando que no tenemos prácticamente nada con lo que responder a la propuesta del Maestro; no somos ricos, no tenemos capacidad para influir en las grandes decisiones políticas, no podemos crear apenas puestos de trabajo. Sin embargo Dios está dispuesto a hacer milagros con tal de que nosotros pongamos algo de nuestra parte, con tal de que pongamos simplemente lo poco que tenemos.

Si nos fijamos en la inmensidad de las necesidades que en este tiempo padece nuestro mundo, corremos el riesgo de caer en la pesadumbre y perder de vista lo más importante, que no es otra cosa que aquello que verdaderamente  podemos hacer. Y eso, aunque sea muy poco, sin embargo puede dar un vuelco y un sentido a nuestra vida, pues hasta una sonrisa es capaz de aliviar el hambre y la sed a una persona.

Sin duda hoy como en aquel entonces, la mejor respuesta que podemos ofrecer a una multitud hambrienta es el amor.

¡Ayudanos a responder!